una aventura más

Una locura más de la consagración de este sueño, fue, la que puedo ser, la participación en un programa de televisión, y no fue.

Un domingo por la tarde, tirado en el sofá con mi bebe en brazos, y viendo una película, llego el tiempo de anuncios, y escucho que buscan a personas para un nuevo programa de televisión, la idea del programa, era hacer realidad el sueño de una persona con la ayuda de un tercero.

Aquel anuncio me inspiro, y rápidamente me fui al ordenador a mandarles un correo electrónico… lo escribí como si fuese mi mujer, quien lo estaba mandando, ademas de aplicarle grandes dosis de morbo tan existencial para la cadena en cuestión.. Ya sabéis, aquello de mezclar coche de ensueño con boda, y esas cosas… jejeje

Y básicamente lo que les pedía era que hicieran el sueño realidad de su pareja, osease, yo mismo, y que terminaran el coche que tenia en el garage.

Al terminar, se lo leí a mi mujer para que supiera de que iba el tema, y acabe con un, estate atenta al teléfono que te llamaran, pero mi mujer reacia a este tema, no creía mis palabras, y durante una semana entera intentaron contactar con ella sin éxito.

Pero llego el día, y un viernes al medio día, mi mujer al descolgar el teléfono, escucho aquello de… «Hola, buenos días, llamamos de Telecinco….»

Estaban muy pero que muy interesados en el tema, así que nos pidieron fotos del coche, fotos de mi pareja y mías, así como de las piezas que teníamos del coche…

Y volvimos a pasar ronda, esta vez nos pedían un vídeo donde mi mujer se presentara, y explicara un poco el tema, y porque ayudarme a cumplir este sueño… ( Imaginaos a mi mujer… pues quiero que le ayudéis a conseguir este sueño porque estoy hasta el gorro de escucharlo hablar del coche jajajaja)

Y una vez más, pasemos la prueba… Se pusieron en contacto con mi mecánico, por mediación de mi mujer, y presupuestaron que podía costar terminar el coche…

Todo parecía tan fácil, tan rápido… pero todo se torció de la noche a la mañana… ya que con el presupuesto aceptado, la dirección decidió cancelar el programa y todo quedo en una mera anécdota.

EBAY fue mi medicina…

Después de aquel duro golpe, comprendí que tenia que trabajar yo mismo en aquel sueño…

Así que la respuesta fue clara, empezar a comprar pieza tras pieza para realizar aquel sueño.

La primera pieza en llegar, seria el parachoques trasero de 1982

Llego en Navidades, como regalo de Reyes… y es original de un Trans Am del 82

Como consejo os diré, que creo, bajo mi experiencia que no merece la pena comprarlo original.

Es de las pocas piezas que yo compraría de réplica en fibra de vidrio. ¿Porque? pues porque los originales no son rectos totalmente, el 95% de ellos tienen aguas… y al poner uno de fibra de vidrio, te aseguras que se vea en perfecto estado… pero hay que saber, que ante un golpe, siempre aguantara más el original al ser de plástico ABS.

Y más piezas que iban llegando…

La consola central de 1982 es una pieza muy vistosa del interior… porque le da todo el «look ochentero», y es muy necesaria, porque sobre ella descansa la «Lower console»… poco a poco iremos viendo todo esto que es, y como va…

Nuevo «Nose» nariz o parachoques delantero de kitt.

Haré una nueva entrada, para explicaros que tipos tenemos, y un poco como se hizo, es curioso de ver!

El escáner, otra pieza clave que merece una entrada para explicaros los tipos que hay, características, opinión personal y demás.

En este caso, opté por uno de leds, repito, hablaremos largo y tendido sobre ello en breve!

Headliner T-top, es el tapizado del techo en fabricado en plastico abs y tapizado con tela, originalemente eran de cartón, y con los años, se acababan rompiendo.

Tambien lo hay de fibra de vidrio, y luego iría tapizado.

Quiero agradecer de nuevo esta pieza a un buen amigo que me la regalo, el se llama Christian y su Nick en el mundillo es «krysso».

Aletas delanteras originales de Trans Am de 1982.

Son como las otras, la diferencia es que portan el hueco para colocar el «air extractor» que son unas salidas laterales de aire.

Y mientras todo esto estaba en camino… pusimos al coche rumbo al taller de donde había salido.

Aun recuerdo esa tarde, donde se llevaban a KITT completamente desmontado.

El taller elegido no podía ser otro que el de mi amigo Víctor, taller que conoce a la perfección este modelo.

Vamos que la cosa se pone interesante!!!

Si te esta gustando, ayúdame, y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *